Blogia
Erik

El Gato


(Mi rinconcito:Erik)

Este es quizás el mejor momento del día, como cuando vivía en casa de mis padres, y me encerraba en mi habitación rodeado de mis libros y mis discos y el ventanal justo enfrente, como ahora dejando entrar la luz de los faroles de enfrente con la habitación en semipenumbra y así la ventana proyectándose en la pared de enfrente.

Es mi rinconcito, como ahora, ya se han ido todas a la cama y estoy solo escuchando mis músicas.

Es curioso. Hace mucho, mucho tiempo siempre oía la música acompañado, ya lo he contado anteriormente, y después de aquello prácticamente deje de oírla, no me acostumbraba a tener que oírla solo. De vez en cuando ponía algún disco un rato pero esporádicamente. Pero desde que os descubrí a vosotros en vuestras bitácoras y me encerraba aquí mismo a leerlas no empecé a escuchar de nuevo la música diariamente, como entonces cuando tenía compañía y la oíamos juntos. Lo he pensado muchas noches aquí mismo. Será que ahora tengo de nuevo esa compañía, o parecida. El caso es que he vuelto a desempolvar los viejos vinilos y los nuevos discos y ahora todas las noches se llena la estancia de músicas.

Ahora leeré un rato y luego me iré a dormir.

Y mañana puede que le enseñe el libro a Susi, como me pedía en un comentario en el post anterior.

***********************************************************

Para Merche con mucho cariño de Erik y con el permiso de C.Baudelaire (espero).

El Gato (I)
En mi cerebro ha tiempo habita
como en su casa, un gato hermoso,
dulce, adorable y misterioso;
se queja, maya y nunca grita.

A tal punto su timbre es tierno y discreto;
pero, aunque, su voz se suavice o gruña,
ella es siempre rica y profunda:
allí está su encanto y su secreto.
Esta voz, que brota y que filtra,
en mi fondo más tenebroso,
me colma cual un verso cadencioso
y me regocija como un filtro.
Ella adormece los más crueles males
y contiene todos los éxtasis;
para decir las más largas frases,
ella no necesita de palabras.
No, no hay arco que muerda
sobre mi corazón, perfecto instrumento,
y haga más noblemente
cantar su más vibrante cuerda.
Que tu voz, gato misterioso,
gato seráfico, gato extraño,
en que todo es, cual en un ángel,
¡Tan sutil como armonioso!


(Las Flores del Mal:Erik)
Musicas: Esta noche solo: Fine Young Canibals.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

camomila -

hola acabo de descubrirte.....volvere,un beso.

Susi -

Erik, gracias... necesitaba una muestra de afecto hoy y esa sí que lo es... ahora me abrazas y ya toy feliz...
Me alegra que tb te sientas acompañado...
Hermoso poema...

Alone -

Que alegría saber que te has encontrado con tu música en parte por quienes te leemos.
La imagen, ambas están geniales, ese libro se parece a uno que tengo de Ramón de Campoamor jeje
Un besito grande para ti.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Trini -

Hola Erik, me alegro de que hayas vuelto a reencontrarte con la música.
Gracias por tus comentarios en mi blog, palabras así son las que animan a seguir escribiendo.
Espero que tu primo dentro de unos meses cuente su mala experiencia como una lejana pesadilla, que se mejore le deseo de todo corazón. Mi oncólogo, hoy me ha dicho que estoy estupenda, y me ha citado para dentro de 8 meses, osea que estoy superfeliz.
Espero que sigas leyendo mis poemas y mis ocurrencias.
Un beso, cuidate

Corazón... -

Ángel de la música :)

Será que lo nostalgia de los ayeres se niegan a dejarte sólo? Todos, guardamos un poquito de nuestro pasado, añorando los bellos recuerdos sí...

A Merche que le encantan los gatos, le fascinará ese texto precioso...

Que tengas un buen día, saludos!

;o)

mnkantavivir. -

Yo tambièn añoro esos rinconcitos de mi juventud, vivo en la misma casa pero diferente gente y mobiliario..
Dîa cambiante, demasiado...quisiera regresar el tiempo y poner mi mùsica y bailar valièndome el mundo (como antes) un comino!!
en fin..que rico es recordar cuando nada era tan importante que no quitara el oir mùsica...
un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres